Germinados Caseros de Alfalfa

Hola!!

¿Cómo estás? ¿Te gustan los germinados? ¿Los compras o los haces en casa? A mí me encantan y son alimentos muy nutritivos que encierran pura Vida en su interior.


Hoy quiero compartir contigo un vídeo en el que te cuento ¿Qué son los germinados? Te muestro una forma sencilla de hacerlos en casa y te cuento cuáles son sus principales beneficios.


Además te cuento mucho más sobre todo ello, justo en el texto debajo el vídeo.



GERMINADOS: UN APORTE DE VIDA Y ENERGÍA

Los germinados son alimentos obtenidos gracias a la germinación de las distintas variedades de semillas. Son muy ricos en nutrientes y aportan grandes beneficiosos para la salud.

Las semillas contienen una planta en estado embrionario, rodeada de albumen que es la reserva alimentaria que tiene la semilla. Cuando se dan las condiciones necesarias de calor, humedad y oxígeno, se produce el nacimiento de la planta.


CUALIDADES DE LOS GERMINADOS

Los germinados son muy ricos en nutrientes, tienen proteínas, minerales y vitaminas altamente asimilables.

Ayudan a reequilibrar y mantener la flora intestinal en buen estado, lo que favorece también la regulación intestinal.

Ayudan a depurar el organismo.

Ayudan a regular el sistema endocrino.

Favorecen el incremento del tono muscular por su riqueza en proteínas biodisponibles.

Tienen un altísimo valor nutritivo, unas 10o enzimas más que las frutas, verduras, granos y semillas.

Están llenos de nutrientes y de energía concentrada.

Son los alimentos más puros y menos contaminados.

Proporcionan mucha vitalidad gracias a su alto contenido en vitamina C.

Presentan beneficios en personas con anemia, gracias a su riqueza en clorofila, con estructura similar a la hemoglobina, lo que favorece la regeneración de las células sanguíneas.

Son aptos para cualquier persona.


EL PROCESO DE GERMINACIÓN

La germinación tiene lugar cuando gracias al calor, la humedad y el oxígeno adecuados, se activan las enzimas de crecimiento que hasta entonces permanecían inactivas.

Durante la germinación se produce una intensa actividad metabólica, se generan varias reacciones químicas, entre las que cabe destacar la síntesis enzimática.

Ocurren cambios químicos en la semilla que activan la fabricación de enzimas.

Durante el remojo y el proceso de germinación, se produce la pérdida de algunos anti-nutrientes que tienen las semillas y se mejora la digestibilidad de las proteínas, minerales y vitaminas.

Cuando los consumimos, estamos ingiriendo una elevada concentración de enzimas, que actúan beneficiosamente sobre nuestro metabolismo, mejorando y facilitando los procesos digestivos.


TIPOS DE GERMINADOS Y USOS

En la cocina, podemos usar cualquier variedad de brotes o germinados de semillas, además de beneficiarnos de sus propiedades nutricionales, dan a aportar un sabor particular a los platos. Algunos de ellos son:


Semillas de verduras y hortalizas:

∞ Rábano

∞ Berro

∞ Hinojo

∞ Cebolla

∞ Rúcula

∞ Brócol

∞ Trébol

∞ Coliflor

∞ Calabaza


Semillas de plantas oleaginosas:

∞ Girasol: son muy nutritivos y fáciles de germinar.

∞ Lino

∞ Almendra

Semillas de cereales:

∞ Cebada: son muy nutritivos y fáciles de germinar.

∞ Centeno

∞ Quinoa

∞ Espelta

∞ Avena

∞ Trigo sarraceno (en grandes cantidades puede producir reacciones en la piel)


Nota: las personas con celiaquía, no deben tomar germinados con gluten: centeno, cebada, trigo, espelta, kamut, avena aunque estén germinados.


Legumbres: germinadas poseen un gran potencial nutritivo:


∞ Lentejas aportan hierro,

∞ Garbanzos son muy energéticos, aportan fósforo, calcio y hierro.

∞ Judías blancas

∞ Soja gran porcentaje de proteína, pero son estrogénicos.

∞ Judía mungo gran porcentaje de proteína y de fácil digestión.

∞ Azuki

∞ Fenogreco

∞ Guisantes


Semillas de especias y plantas medicinales :

∞ Mostaza

∞ Anís

∞ Zaragatona

∞ Albahaca


Las únicas semillas que yo prefiero no germinar, por su ligera toxicidad, son las de la familia de las solanáceas:

∞ Tomate

∞ Berenjena

∞ Pimiento

∞ Patata


CÓMO GERMINAR EN CASA

Los germinados tienen una gran ventaja, que pueden hacerse en casa de forma sencilla. Además eso supone un ahorro económico considerable.


Para elaborar tus propios germinados, sólo tienes que seguir los siguientes pasos:


1. Elegir el tipo de germinador que se vaya a utilizar. Hay varios tipos y todos muy sencillos de usar:

Germinador múltiple de torre de plástico.

Germinador individual en bote de cristal.

Germinador individual en bolsa de lino.

Germinador casero con colador y recipiente debajo para recoger el agua.


2. Esparcir bien las semillas por la superficie del germinador (o en el interior, si es tarro o bolsa) y regar 2 veces al día (mañana y noche).


3. Colocarlo en un lugar a temperatura ambiente, sin exposición directa a la luz del sol a menos que específicamente la variedad de semillas elegidas, así lo requiera.


Espero que te haya resultado útil la información, me encantará saber que te has animado a germinar en casa, si es que aún no lo hacías.


Gracias por Estar al otro lado.

Que seas Feliz!!

Nieves

3 vistas
Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square