Relajación guiada 10 min.


Regálate unos minutos de calma, busca un espacio tranquilo en el que puedas relajarte por completo. Adopta una postura cómoda, tumbado sobre el suelo o sobre la cama, inhala lento por tu nariz, siente cómo tu abdomen se expande ligeramente hacia el cielo y a medida que exhalas permite que cada músculo, tejido, órgano se vaya soltando más y más hacia el suelo. Si quieres ayúdate de esta relajación guiada para cultivar ese espacio interno de paz y descanso. Y recuerda: Alimenta tu vida.

39 vistas
Entradas destacadas
Entradas recientes